Música

El alemán Alexander Neef, de 45 años, fue nombrado director de la Ópera de París, una de las más prestigiosas del mundo, lo que pone fin a un suspense que agitaba desde hace casi un año al mundo de la cultura.

El nombramiento de Neef, que tomará las riendas de la prestigiosa ópera en 2021, fue confirmada este miércoles por una fuente de la presidencia francesa. Consciente de la importancia de esta institución de 350 años de antigüedad, que rivaliza con la Scala de Milán y el Met de Nueva York, el propio presidente, Emmanuel Macron, se encargó de nombrar al sucesor de Stéphane Lissner.

«El director actual dejará el cargo en 2021. El nuevo director tendrá 24 meses para preparar su programación, es decir más tiempo que antes. Este período de transición hizo parte de la reflexión del presidente», indicó la misma fuente, tras críticas por la demora del nombramiento.

Alexander Neef, actual director de la Ópera de Toronto, era uno de los nombres que más circulaba entre los expertos para heredar la dirección de la venerada institución lírica parisina.

La llegada de este joven director, trilingüe, familiarizado con el mundo anglosajón y las cuestiones de mecenazgo, debería traer un soplo de aire fresco a la institución. Hace un año, la ex ministra de Cultura Françoise Nyssen dejó claro a Lissner, que dirige la institución desde 2014, que su mandato no sería renovado, debido al límite de edad (67 años) que alcanzará en 2021.

Nacido en Alemania en 1974, Alexander Neef, cuyo mentor fue el belga Gérard Mortier, ex director de la Ópera de París (2004-2009), ha tenido una carrera deslumbrante que le ha llevado a menudo a estar entre los candidatos a las óperas más prestigiosas, como la Ópera Metropolitana de Nueva York.

En junio de 2008, sin experiencia en dirigir una gran institución de ópera, sucedió al muy respetado Richard Bradshaw, que murió repentinamente en 2007, a la cabeza de Toronto. Cumplió con el desafío con eficacia y diez años más tarde es elogiado por haber hecho de esa ópera «una de las más interesantes» en Norteamérica.  Entre sus éxitos, Alexander Neef ha ayudado a rejuvenecer al público de la ópera canadiense con una política de descuentos en las entradas para los estudiantes.  Bajo su dirección, Toronto ha atraído a estrellas internacionales de la ópera como las sopranos Sondra Radvanovsky y Christine Goerke.

Los especialistas estaban preocupados por la demora del nombramiento del sucesor de Lissner ya que se necesitan entre tres y cuatro años para preparar la programación de una ópera, sobre todo para «bloquear» a los grandes directores, pero también a las nuevas estrellas.


Canción actual
Title
Artist