Arte

Este lunes falleció a los 71 años en Bogotá el artista contemporáneo Antonio Caro. Su obra conceptual sobrevive década tras década.

Antonio Caro, el artista bogotano detrás de piezas icónicas como Colombia Coca Cola o Todo está muy caro, falleció este lunes 29 de marzo en el Hospital San Ignacio de Bogotá a los 71 años, según confirmaron sus amigos y familiares. Caro no solo es considerado como un gran artista conceptual, sino que también se le ha visto como un precursor del arte contemporáneo como el arte textual, el multimedial y el performance en el país.

Considerado uno de los artistas conceptuales más importantes de Colombia, Caro fue reconocido mundialmente por su habilidad para explotar el potencial visual de las palabras. Su obra empleaba técnicas y formas de comunicación no convencionales para transmitir mensajes concisos que hacen referencia a problemáticas sociopolíticas y culturales. Las obras de Caro manifestaban su actitud nada convencional y su reflexión crítica. Para su estrategia conceptual era indispensable la repetición, que además de reiterar la comunicación, hacía énfasis en el significado y proporciona nuevas lecturas.

Caro se interesó por primera vez en el arte a la edad de 16 años, cuando aún estaba en la escuela secundaria. Atribuyó su temprano interés por el arte a dos piezas específicas, “Un tributo de los artistas colombianos a Dante” y “Espacios Ambientales”. Caro personalmente consideró estas obras de arte como cruciales para la formación de su estilo como artista porque ambas transmitían mensajes conceptuales concisos, importantes para ciertos temas sociales y políticos. Como resultado de la nueva pasión de Caro, decidió ingresar a la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá como estudiante de Bellas Artes.

Sin embargo, a pesar de su intensa pasión por el arte, abandonó la universidad, atribuyendo su falta de éxito académico a su incapacidad para completar el plan de estudios general. A pesar de esto, su paso por la Universidad Nacional de Colombia lo acercó a los movimientos políticos que le interesaban y le trajo un mentor influyente, Bernardo Salcedo. Según Caro, Salcedo fue su modelo a seguir más influyente. Juntos se convirtieron en fundadores del movimiento artístico conceptual colombiano que apenas surgía en el país.

Salcedo le presentó a Caro el arte basado en texto a fines de la década de 1960, lo que lo inspiró a crear SAL. Una pieza basada en texto de la palabra sal [sal en español] hecha de sal. La obra fue presentada en Cali, en la Primera Bienal Americana de Artes Gráficas en 1971. SAL fue una de las primeras de su tipo en Colombia y, naturalmente, despertó críticas que afirmaban que la obra de arte carecía de prestigio en las formas tradicionales. Las críticas que recibieron Caro y Salcedo a principios de la década de 1970 los inspiraron a producir más obras basadas en ideas y arraigadas en los problemas sociales colombianos.

Según Luis Camnitzer: “Caro seguramente encaja en la corriente artística que desde los 1960 se ha categorizado como conceptualismo. Pero también encaja en algo más vasto y más importante. Caro se manifiesta en una forma muy particular de guerrilla visual”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde el inicio de su carrera profesional se negó a continuar el camino de los artistas modernos colombianos y decidió trazar su rumbo dentro del arte contemporáneo, provocando una ruptura en el arte del momento. Su obra se considera icónica en el arte de Colombia y Latinoamérica, con piezas que han sido catalogadas entre las más importantes de la plástica nacional, como El imperialismo es un tigre de papel o su Homenaje a Manuel Quintín. Fue también mítica su pieza Cabeza de Lleras, presentada en el XXI Salón Nacional de Artistas. Se trataba de una cabeza del presidente Carlos Lleras Restrepo hecha en aguasal, que debía derretirse al contacto con el agua dentro de una urna.

Su obra hace parte de colecciones públicas como la del Banco de la República (Colombia); Colección Charpenel, Guadalajara (México); Daros Latinoamérica, Zurich (Suiza); MIT, Cambridge (MA, EE.UU.); el Museo Nacional de Colombia, el Museo de Arte Moderno de Bogotá, el Museo de Arte Moderno de Barranquilla, el Museo de Arte Moderno de Caracas, el Museo de Arte Moderno La Tertulia, Cali, el Museo de Arte Moderno de Pereira y Queens Museum, de Nueva York. También hace parte de colecciones privadas.

Para el curador Jaime Cerón: “Las prácticas artísticas de Antonio Caro han opuesto resistencia a los principios culturales y políticos del colonialismo, y los han desafiado. Para lograr esto, el artista ha revisado las construcciones sociales que sostienen la idea hegemónica de realidad y ha replanteado el lugar que el arte ocupa dentro ellas”.


Canción actual
Title
Artist