Literatura

La vida y los sentimientos más comunes del ser humano son la inspiración para escribir cuentos de hadas, según la reconocida escritora ítalo-brasileña.

Detrás de los cuentos de hadas se esconden muchos secretos. Sus historias no están basadas solo en fantasía y brujas, por el contrario, este tipo de literatura maneja un lenguaje simbólico y muy cercano a la realidad.

Así lo explica la reconocida escritora ítalo-brasileña Marina Colasanti, considerada la revitalizadora por excelencia de los cuentos de hadas. En entrevista con HJCK, contó cómo es verdaderamente el mundo de este tipo de historias. Lea también: Literatura al margen: el placer es feminista

“Este es un mundo que, aunque parezca de fantasía, no lo es. Los verdaderos cuentos de hadas no son cuenticos para niñitos con hadas y brujas, no es de eso que se trata. Ellos trabajan la realidad de manera simbólica, la realidad más honda”, explicó.

Los cuentos de hadas de hoy se llaman cuentos maravillosos

“Los sentimientos más comunes de todo el género humano se hacen presentes. No importa el tiempo o la geografía. Sentimientos de miedo a la muerte, al abandono, la envidia, inteligencia, el valor, de eso tratan los cuentos de hadas que hoy se le llaman cuentos maravillosos”, contó Marina. Le puede interesar: El diario póstumo de Bioy Casares: un banquete literario inagotable

Borrar la razón para escribir cuentos de hadas

La vida es uno de los aspectos que Marina Colasanti tiene como fuente de inspiración para escribir sus cuentos.

“Soy una buena observadora, la mirada de un escritor es su herramienta principal. Para escribir los cuentos de hadas necesito borrar la razón, las enseñanzas, quitar lo previsible de mi camino y dejar hablar al inconsciente”, puntualizó.


Canción actual
Title
Artist