Teatro

El Teatro Itinerante del Sol crea en siete cuadros una reflexiva historia en torno a la figura de los gitanos. Hablamos con su directora Beatriz Camargo.

De cómo la tribu del gitano Melquiades y su mujer Sol-Edad viaja mil años con unos pergaminos para llegar a Macondo, es una propuesta del Teatro Itinerante del sol, bajo la dirección de Beatriz Camargo que se presenta este viernes 5 y el sábado 6, en el Teatro Estudio Julio Mario Santo Domingo.

A través de cantos, danzas y narración poética, esta obra cuenta el viaje hacia la inmortalidad que emprende el gitano Melquíades, con Sol-Edad y su tribu, llevando unos pergaminos desde la India hasta llegar a Macondo.

“La idea de crear esta obra nace a partir de mi madre Beatriz Estrada y del amor que yo le tengo. Ella murió cuando yo tenía 11 años y le encantaba todo lo gitano, los cantos flamencos; de pronto tenía sangre gitana”.

Esta puesta en escena busca observar la presencia del alma ancestral del pueblo gitano y su caminar hasta llegar a Macondo, rindiendo homenaje a Federico García Lorca, a Gabriel García Márquez, al Camarón de la Isla y al maestro bailaor Farruco. Camargo nos reveló por qué rinde homenaje a estos personajes:

Federico García Lorca era muy amante de los gitanos y muy consciente de su problemática por ese motivo es la voz en la obra.

La compañía

Fundado en 1982 por Beatriz Camargo y Bernardo Rey, el Teatro Itinerante del Sol se enfoca en la investigación, la experimentación, la creación artística y conservación de la memoria en el arte y la cultura, la difusión de sus obras y la pedagogía artística y ambiental con miras a profundizar en la ancestralidad. La Lomita, su sede de trabajo en Villa de Leyva es una maloca en medio de un bosque donde se relacionan estrechamente creatividad artística y naturaleza. Allí se encuentra además la Escuela de las artes para celebrar la tierra, de investigación interdisciplinaria.

La directora

Beatriz Camargo es licenciada en filología e idiomas en la Universidad Nacional de Colombia y se formó en la Escuela Nacional de Arte Dramático. Fue miembro del Teatro La Candelaria entre 1976 y 1982. Trabajó como investigadora y pedagoga en el área de actuación en la Escuela Nacional de Arte Dramático entre 1976 y 1985 y fue maestra en el Werkstatt de Düsseldorf en 1987. Recibió una beca para estudiar en la Escuela Jacques Lecoq en París. Ha sido dramaturga y directora de más de 30 piezas de teatro que profundizan sobre la memoria ancestral del planeta. Recibió la Medalla al Mérito Cultural otorgada por el Ministerio de Cultura en 2014, gracias a su aporte al teatro colombiano.


Canción actual
Title
Artist