El colombiano Ciro Guerra, tras el León de Oro en Venecia

Por: AFP/ Kelly Velasquez
@HJCKradio Foto: AFP /Alberto Pizzoli

Cine

El cineasta colombiano Ciro Guerra se sumó este viernes a la lista de favoritos al León de Oro del festival de Venecia con "Esperando a los bárbaros", su primer filme en inglés, que lo consagra entre los más importantes cineastas de América Latina.

“Mi filme es una alegoría del poder y de lo difícil que es abandonarlo”, explicó este viernes  el director colombiano quien aborda de nuevo y a su manera un tema que conoce: las insidias del poder, el choque entre culturas.

“Pese a que ocurre en un tiempo lejano, ese mundo se asemeja al de hoy. Habla al mundo de hoy”, explicó Guerra, quien se basó en el libro homónimo del Nobel sudafricano J. M. Coetzee, con el que trabajó para elaborar el guión.

“Cuando leí por primera vez la novela de Coetze encontré que se trataba de una poderosa alegoría sobre la forma en que el mundo se ha construido sobre el poder (…) y cómo es difícil tanto permanecer en el sistema como dejarlo”, explicó el director en perfecto inglés durante la conferencia de prensa de presentación del filme.

El cineasta, de 38 años, autor de películas rigurosas como “La sombra del caminante”, “Los viajes del viento”, “El abrazo de la serpiente” y “Pájaros de verano”, viaja a un asentamiento fronterizo de un imperio sin nombre, a las lejanas tierras desérticas ocupadas por el colonialismo, para describir la crisis de conciencia de un magistrado que se rebela contra el régimen.

Publicada en 1980, la novela es una parábola de una Sudáfrica desquiciada por el racismo, una denuncia de la brutalidad y de la arrogante ignorancia del poder, que adquiere 40 años más tarde actualidad ante el aumento de la xenofobia en numerosos lugares del mundo.

Un desafío

“Fue un gran desafío, pero descubrí que estaba conectada con todas las cosas que había hecho en el pasado, todo los temas que me interesan”, reconoció el autor.

Seleccionado entre los 21 realizadores en competición, Guerra, nominado al Óscar en 2016 con “El abrazo de la serpiente”, dirige un elenco de estrellas internacionales, comenzando por  Johnny Depp, Mark Rylance y Robert Pattinson.

“Los argumentos de esta historia son pertinentes con el mundo de hoy: el poder dentro del poder, sobre el que opta por tomar decisiones y al que descartan”, explicó el actor francés Depp, quien encarna al violento y despiadado coronel Joll.

El ‘enfant terrible” del cine francés, con su tradicional arete de pirata, aprovechó la ocasión para divertir a la prensa, ironizó sobre su amor por el vino italiano y elogió a su hija Lily-Rose, quien asiste también al festival para presentar el filme fuera de concurso “The King”, una obra para adolescentes  que se inspira al Enrique V de Skakespeare.

La mirada particular del director colombiano, su capacidad para narrar con poderosas imágenes, resalta al describir el odio, la xenofobia, el desprecio por el otro, fenómeno que está aumentando en el mundo.

Rodada entre Marruecos y Mongolia, Guerra, que ha trabajado para algunas de sus precedentes películas con indígenas del Amazonas, aprovecha su capacidad para explorar entre las culturas.

“Desde el inicio tuve claridad sobre cómo hacerlo, podía ver la película absolutamente clara. Fue un desafío y un privilegio”, reconoció poco horas antes de desfilar por el tapete rojo frente a la legendaria Sala Grande.

El filme figura entre los candidatos al León de Oro, premio que será otorgado el sábado en el curso de una ceremonia oficial. Se trataría de la primera vez que un director colombiano alcanza el máximo galardón veneciano.


Canción actual
Title
Artist