Literatura

Reinaugurado en 2000 como librería, hoy es la más grande de América Latina y cuenta con 90.000 títulos y más de 200.000 libros, distribuidos en sus tres pisos y su subsuelo.

“En una bulliciosa calle comercial en el moderno barrio de Recoleta de Buenos Aires, Argentina, puede visitar un sereno templo de libros. La iluminación es suave, con detalles que muestran lo mejor de la artesanía de principios del siglo XX. Las conversaciones son silenciosas, como en una gran biblioteca, sin embargo, el espacio es tan cálido y acogedor que el café elevado en la parte de atrás de la sala está lleno de clientes que leen y beben capuchinos y submarinos de chocolate”. Así comienza el artículo donde National Geographic declara a El Ateneo Gran Splendid como la librería más linda del mundo. Y señala otras catorce librerías, de las más famosas a las menos, en la Abadía de San Galo (Suiza), la Universidad de Oxford (Inglaterra) o la Picture Book Library en Iwaki (Japan), para referirse a la épica y belleza de sus bibliotecas.

Construido para ser un teatro en 1903 en el distinguido barrio de Recoleta, el Gran Splendid albergó las primeras audiciones de radio en la década de 1920, y poco después sumó un sello discográfico.

Reinaugurado en 2000 como librería, hoy es la más grande de América Latina y cuenta con 90.000 títulos y más de 200.000 libros, distribuidos en sus tres pisos y su subsuelo.

Los palcos fueron convertidos en salas de lectura privadas, y el escenario del teatro es hoy un bar particular rodeado por la deslumbrante arquitectura barroca que conserva decorados y barandas originales, y coronado por un fresco de ángeles.

Su belleza atrae a unos 3.000 visitantes por día que pueden llegar a 5.000 los fines de semana.

Ha recibido muchas visitas ilustres, la última de ellas el presidente francés Emanuel Macrón cuando asistió a la cumbre del G20 en Buenos Aires en diciembre pasado.

El cantante de tango Carlos Gardel y escritores de la talla de Ernesto Sábato, Paul Auster o Mario Vargas Llosa dejaron su huella en este lugar, que sigue impulsando la literatura y la cultura.

En la librería trabajan 50 personas, encargadas de asesorar a los visitantes sobre sus libros, su colección de unos 35.000 discos y sus casi 24.000 películas.

“Este lugar que hoy nos tiene National Geographic con una mención tan especial, inesperada por un lado, desconcertados todos por el otro, nos llena de orgullo y la verdad que (estamos) muy contentos”, dijo a la AFP Juan Pablo Marciani, empleado y portavoz de la librería.

Tal distinción “es un gran homenaje a la cultura en sí misma de Buenos Aires para el mundo”, afirmó.



Canción actual
Title
Artist