Académico

La estructura sirvió de trinchera al Ejército libertador de la Nueva Granada en el año 1819.

Una fortaleza, labrada en piedra, en forma de estrella, que sirvió de trinchera al Ejército libertador de la Nueva Granada en el año 1819, se conserva aún en el mismo sitio donde tuvo lugar la Batalla de Paya, en Boyacá.

En su paso al Páramo de Pisba, los valientes luchadores consiguieron su primera victoria militar en ese lugar, conocido en la actualidad como las Termópilas de Paya, estructura declarada bien de interés cultural esta semana por el Consejo Nacional de Patrimonio. Lea también: Retrato vs. relato: la verdad sobre La Pola

“Con este reconocimiento especial a esta tierra que luchó por hacer patria, asumimos el compromiso de guardar las trincheras para la posteridad con un plan especial de manejo que asegure su cuidado para las próximas generaciones, e incluirlas en las rutas de turismo del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo”, dijo la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, al exaltar la importancia de la histórica construcción, para la cual no se utilizó ningún tipo de adhesivo.

Hace cerca de cinco meses, el Gobierno había solicitado al Consejo Nacional de Patrimonio reconocerlas como bien de interés cultural del ámbito nacional. Con esta decisión, se espera que se dinamicen el turismo y la economía en la región, máxime que las Termópilas están incluidas dentro del Pacto Bicentenario mediante el cual se invertirán $6,6 billones en los 87 municipios cuna de la independencia.

Con la declaratoria, este bien de los payeros queda cobijado por el Régimen Especial de Protección, previsto en la ley, que implica medidas especiales para su conservación como unidad indivisible.


Canción actual
Title
Artist